How to fall in love
El baño de Marilyn Monroe

El baño de Marilyn Monroe

Dicen que a la icono norteamericana, tan célebre por su talento de actriz como por sus excentricidades, le gustaba bañarse en champán para relajarse. Prevea nada más y nada menos que 150 botellas para llenar una bañera de Brut. 
La vida nocturna del champaña
La vida nocturna del champaña

La vida nocturna del champaña

Al champaña no le gusta la luz del día. Es por ello por cierto que las botellas son por lo general de un vidrio grueso y opaco. Un vino muy expuesto desarrollará un « sabor a luz » con sutiles notas de coliflor y de caucho. 
Una belleza chispeante

Una belleza chispeante

¿Y si el terruño de Champaña guardase el secreto de la belleza eterna? Las virtudes antioxidantes del champaña son conocidas desde hace mucho tiempo y resultan del proceso de doble fermentación inventado en el siglo XVII. En adelante son utilizadas en cosmética para la fabricación de tratamientos antiedad y de cremas de belleza.
Autour du champagne
El champaña es el refresco por excelencia a servir en una boda. Al simbolizar la riqueza por su color dorado, es una manera de desear que la familia fundada por los dichosos novios conozca el éxito, el amor y la felicidad. ¿Beber champaña durante toda la boda? No cabe la menor duda que el brut será adaptado para el cóctel, el blanc de blancs para acompañar el pescado o durante la cena y el rosé en el momento del postre y del exquisito pastel pièce montée. El champaña tiene que estar imperativamente conservado fresco durante toda la recepción y es, sin lugar a dudas uno de los símbolos más improtantes del día.
A la izquierda 

A la izquierda 

250 años después de Maria Antonieta de Austria, es la top model Kate Moss quien sirve de modelo – su seno izquierdo más específicamente – para la creación de una copa de champaña. Parece ser que las copas realizadas en Francia por la cristalería de Arques, son muy anchas según los expertos para revelar las cualidades gustativas del champaña. Nadie duda que aún así sabrán revelar los paladares más dormidos.
Champaña en el mar báltico
Champaña en el mar báltico

Champaña en el mar báltico

168 botellas de champaña procedentes de ilustres establecimientos de la región – entre los cuales el establecimiento Juglar que hoy ya no existe – fueron descubiertas en 2010 en el mar báltico. Encontrándose a 55 metros al fondo del mar, las supervivientes remontarían a los años 1830. Es decir apenas un poco más que el veterano de los champañas. Producido en 1825, quedan todavía dos botellas. ¡ Este es un aviso para los historiadores !
Autour du champagne
Autour du champagne
El día de San Valentín es una de las mejores ocasiones para beber champaña en pareja. Es el vino del amor por excelencia, un Brut Rosé acompañará con elegancia una cena para dos. Colocado en una cubitera llena de hielo y agua, estará siempre a temperatura ideal para refrescar el paladar. Sus finas burbujas coloradas se armonizarán de maravilla con cualquier tipo de plato. Por amor al champaña, velará por observar las reglas del arte y llenará los vasos a la mitad de su capacidad. De ese modo apreciará mucho mejor la sutileza y la riqueza del vino y multiplicará las ocasiones de brindar con el ser amado. El Brut Rosé dará perfectamente realce a los bocaditos a la hora del aperitivo, tostadas de foie gras o de salmón ahumado. Para el postre, preferirá un Blanc de Blancs más consensual, que sabrá seducirle aportando un toque de suavidad refrescante y oportuno.
La vida nocturna del champaña

La vida nocturna del champaña

Al champaña no le gusta la luz del día. Es por ello por cierto que las botellas son por lo general de un vidrio grueso y opaco. Un vino muy expuesto desarrollará un « sabor a luz » con sutiles notas de coliflor y de caucho. 
Precisión de lenguaje
Precisión de lenguaje

Precisión de lenguaje

Dar un sablazo a la botella de champán es una práctica que procede de los soldados de la guardia napoleónica. Para festejar sus victorias e impresionar a las damas, decapitaban las botellas con su sable en un gesto magistral. Dar un sablazo al champaña significa beberlo de una tirada. Cabe señalar que una u otra cosa no son incompatibles.
Por un lado se pierde pero por otro lado se gana

Por un lado se pierde pero por otro lado se gana

« Un navío que no probó vino probará sangre ». Este dicho inglés evoca sin rodeos la antigua tradición, cuyo origen precisamente ignoramos, que consiste en estrellar una botella de champaña en el casco de los barcos antes de su primer viaje. A este respecto dicen que el Titanic zarpó sin que lo bautizaran …  
Autour du champagne
El Champaña levanta vuelo

El Champaña levanta vuelo

Es en 1909 que se celebró la primerísima competición aérea de dimensión internacional, la Gran Semana de Aviación de Champaña. Desde aquél meeting aéreo se bebe champaña en los deportes mecánicos. En los podios, una vez terminada la carrera, con preferencia.
Autour du champagne
Autour du champagne
El champaña es el vino del amor y de la alegría. Ineludible en las grandes ocasiones, se aprecia también sólo por el placer de la degustación. Se sirve fresco pero no helado, se colocará la botella 20 minutos dentro de una cubitera llena a la mitad de agua fresca y la otra mitad de hielo. La selección de las vasos es importante para una degustación exitosa. Si bien en lenguaje corriente se utiliza la expresión copa de champaña, ésta, al ser muy ancha, acarrea una pérdida de burbujas demasiado rápida. Se preferirá entonces la copa (flauta), con su forma espigada y su diámtero reducido, que permite al champaña preservar toda su efervescencia y concentrar el máximo de aromas.
El compañero de Ícaro

El compañero de Ícaro

Franck Hedges Butler, aficionado de aeronáutica y de bebida efervescente, se volvió célebre por su uso poco ortodoxo del champaña. Utilizaba botellas todavía llenas como lastre durante sus vuelos en globo por encima de la campiña inglesa. Una vez bebidas y bien bebidas, el aprendiz volador sólo tenía que deslastrar para levantar vuelo hacia sus sueños de altitud. 
Autour du champagne
En familia o entre amigos, las fiestas de fin de año son siempre un buen pretexto para abrir una botella de champaña. Brut, Blanc de Blancs o Rosé, cada cosecha tiene su propia personalidad. Los espíritus joviales eligirán un Rosé frappé con hielo, para inaugurar con alegría y buen humor la fiesta. Los aficionados a la voluptuosidad y ternura preferirán un Blanc de Blancs, más tranquilo y mesurado. Los incondicionales que buscan autenticidad elegirán una cosecha de Brut, para tener un sabor de referencia intemporal. De modo ideal, el champaña será servido entre 8° y 10°C según su edad y madurez, para dejar que sus aromas tengan la posibilidad de expresarse plenamente y alcanzar su plenitud. Es delicioso para beber y para mirar por lo que será colocado en una cubitera de champaña, que embellecerá con fastuosidad y elegancia su mesa de recepción.
El salta-corcho champanés
El salta-corcho champanés

El salta-corcho champanés

Producir champaña ha sido siempre una actividad con riesgo. Hubo que esperar el final del siglo XVIII para que los productores de champaña lograsen contener el entusiasmo efervescente del champaña, gracias al uso de botellas de vidrio más resistentes y más gruesas procedentes … de Inglaterra. 
El descenso será aún mejor
El descenso será aún mejor

El descenso será aún mejor

El champaña se saborea en todas partes, incluso en el techo del mundo. Numerosos alpinistas celebran su ascensión a las más altas cumbres de la Tierra abriendo una botella. Por cierto fue champaña lo que pidió el astronauta Jean-Loup Chrétien en 1982, apenas volvió de su viaje en la cápsula espacial soviética. Una buena manera de festejar el primer vuelo habitado de un Francés en el espacio.
« El champán ayuda a maravillarse »

« El champán ayuda a maravillarse »

Georges Sand